lunes, 29 de abril de 2013

El Silúrico en la Provinca de Castellón. Terminacion Oriental de la ZAOL (Parte 2)



EL SILURICO EN LA PROVINCIA DE CASTELLON. LA TERMINACION ORIENTAL DE LA ZONA ASTUROCCIDENTAL LEONESA (PARTE 2)


RESUMEN:
Continuando con la descripción de los afloramientos del zócalo paleozoico en la Cordillera Ibérica suroriental, que inicie con la descripción del afloramiento ordovícico del Barranco de Alcotas en Chelva (Valencia), en esta entrada describiremos un afloramiento en el Termino Municipal de Montán (Castellón) datado como Silúrico en la cartografía geológica 1/50.000 del IGME. Este paleozoico aflora a favor de una importante fractura tardihercínica y esta compuesto de pizarras sericíticas, limolitas, areniscas y cuarcitas ferruginosas. Al no encontrarse ningún fósil que permita una datación cronoestratigráfica, el IGME, por comparación con otros afloramientos en la Cordillera Ibérica, le ha asignado una edad Silúrica. Sin embargo por su facies y disposición estructural es comparable con el paleozoico del Barranco de Alcotas y por lo que consideramos que este paleozoico también puede ser Ordovícico.

SUMMARY:

Continuing with the description of the outcrops of the basement in the southeast Iberian Chain, you start with the description of Ordovician outcrop on Ravine Alcotas Chelva (Valencia), in this post describe an outcrop in the Municipal Term Montán (Castellón) dated as Silurian in the IGME geological map 1:50,000. This Paleozoic outcrops in favor of a major fracture tardihercínica and slate consists sericíticas, siltstones, sandstones and ferruginous quartzites. Since no single fossil that allows chronostratigraphic dating, IGME, compared with other outcrops in the Iberian Range, has been assigned a Silurian age. But its facies and structural arrangement is comparable with the Paleozoic Alcotas Ravine and so we believe that this can also be Ordovician Paleozoic.

 SITUACION GEOGRAFICA:

El afloramiento paleozoico que vamos a describir se localiza en el limite de los municipios de Caudiel y Montán en la provincia de Castellón y más concretamente en el Barranco del Mas del Moro
 
Figura nº 1: Mapa de Situacion
El mejor corte geológico se localiza en el talud de la carretera comarcal CV 195 entre los kilómetros 14 y 15 y se puede complementar con un perfil, más incompleto, visible a lo largo del camino de la Venta de la Sardina. Ambos son fácilmente accesibles.
Figura nº 2: Situacion de los perfiles litológicos
Figura nº 3: el valle del Barranco del Moro con el perfil del paleozoico en el talud de la carretera
DESCRIPCION GEOLOGICA.

En la Memoria de la Hoja Nº 614 (MANZANERA) del IGME se describe este afloramiento de la siguiente manera:
1.1   SILURICO (S):“en ausencia de todo argumento paleontológico y por lo tanto con las debidas dudas, referimos a este sistema una serie de esquistos lustrados verdosos y de calcoesquistos grises con pequeñas intercalaciones de areniscas finas cloritosas, que aparecen localmente a favor de un accidente bajo los depósitos del Buntdsandteint (Barranco del Mas del Moro). El mayor espesor visible de esta formación paleozoica, difícil de valorar en razón de numerosos repliegues internos, es del orden de 30 metros (Venta de la Sardina al Sur de Montán)”. 
Se trata de una descripción muy superficial y para nada representativa de las variadas litologías que afloran.

Figura nº 4: Mapa geológido (hoja del IGME)
Según la memoria de la Hoja del IGME este afloramiento Paleozoico constituye el núcleo de una gran estructura anticlinal que se prolonga unos 25 kilómetros hasta Sarrión (Teruel). Se trata de una estructura disimétrica, muy compleja, afectada por una serie de fracturas ortogonales y por fenómenos diapíricos del Keuper.



En el Barranco del de Más del Moro, el Paleozoico aflora levantado por una falla taríhercínica de directriz ibérica y de gran salto vertical, mucho más compleja de los que se puede apreciar en la cartografía geológica del IGME, ya que además de un Muschelkalk dolomítico replegado y del Keuper diapírico, llegan a aflorar cuarcitas del Buntsandtein, complicando sobremanera la estructura cartográfiada en la hoja del MAGNA.

Figura nº 5: Contacto fallado entre el Keper y el Bunt
La estructura a nivel local es un complejo pliegue anticlinal, limitado en su flanco septentrional por una falla de dirección WNE – ESE, falla que esta inclinada, buzando unos 40ª, constituyendo un cabalgamiento inclinado hacia el Sur. Esta fractura va poniendo en contacto el Paleozoico con distintos pisos del Triásico; el Bunt, el Keuper y el Muschelkalk. A su vez otras fracturas paralelas a la principal van complicando la estructura poniendo en contacto las distintas formaciones triásicas, como se puede ver en la  imagen
.
 LA SERIE PALEOZOICA AFLORANTE:

La serie paleozoica aflora, como hemos indicado, a lo largo del talud de la CV 195 formando un tren de pliegues, a lo largo de este perfil se pueden distinguir varios tipos de litologías

Figura nº 6: Estructuras sedimentarias a pequeña escala
Areniscas grauwackicas de color marrón grisáceo y patina amarillenta, con laminaciones más oscuras ocasionadas por la alteración de minerales férricos. Se presentan en bancos de espesor métrico separados por niveles pizarrosos. Las estructuras sedimentarias a pequeña escala son laminaciones paralelas, laminaciones cruzadas planares y de surco y ondulaciones de ripples, tal como se puede apreciar en la fotografia de la  figura número 6.


Figura nº 7: Estructuras sedimentarias a gran escala
A mayor escala se pueden  apreciar otras estructuras mayores como: cicatrices erosivas y la disposición de ciertos niveles en estratos lentejonares, tal como se puede apreciar en la fotografía de la figura nº 7.

Algunos niveles areniscosos pueden presentar tonos rojizos, debidos a un mayor contenido en hierro, tal como se puede apreciar en las fotografías.





Los distintos niveles areniscosos están separados por estratos submétricos de pizarras verdes con delgados niveles de areniscas. Las pizarras tienen una marcada esquistosidad tal como se puede apreciar en el interestrato de la siguiente fotografia

Figura nº 8: Interestratode pizarras verdes oscuras con marcada esquistosidad
 Pizarras negras: Según nos desplazamos hacia el Oeste, en dirección a la fractura del Barranco del Moro, la serie se va haciendo más pizarrosa, dominando las pizarras negras de pátina averdosada con pequeños estratos de areniscas ferruginosas.

Figura nº 9: Pizarras negras y areniscas ferruginosas
Figura nº 10: Principales litologiasaflorantes

Ya en las proximidades de la falla del Barranco del Moro la serie se hace totalmente pizarrosa, dominando las pizarras negras con algunos niveles de areniscas y de calcoesquistos grises. En la figura nº 10 se observa claramente el aspecto del terreno donde predominan las pizarras, mientras que al fondo aparecen las sierras donde afloran los terrenos postorogénicos: pérmicos y triásicos.




Las pizarras son sericiticas de color negro y pátina averdosada, con una foliación muy marcada, dando la facies típica de las “pizarras de techar”.

Figura nº 11: Pizaras negras lajosas
 RECUBRIMIENTO DE LA SERIE PALEOZOICA:

El paleozoico anteriormente descrito, aflora con una forma alargada en dirección Este - Oeste a lo largo del Barranco del Moro y del Río Montan. Al Sur esta limitado por una importante fractura y al Norte esta recubierto por depósitos posthercínicos. 
Figura nº 12: Pudingas pérmicas
El recubrimiento posthercínico esta formado por depósitos siliciclásticos en facies Butnsandtein. El contacto no llega a aflorar por estar cubierto por los derrubios de ladera de la Sierra de La Atalaya pero estaría formado por los conglomerados silíceos (pudingas) de la Formación Boniches del Thuringiense (Pérmico Superior) que en esta zona debe de tener solo algunos pocos metros de potencia. En la siguiente figura se puede ver un bloque desprendido de estos conglomerados.

Sobre estos conglomerados se sitúa la Formación Limos y Areniscas de Alcotas del Pérmico Superior constituida por limolitas pizarrosas rojas, cuarcitas rojas, blancas y amarillentas y coronando la serie la Formación Areniscas del Cañizar del Triásico constituida por areniscas cuarcitas blancas, amarillentas y rojizas.
En la fotografía de la figura nº 10, se puede ver esta disposición estratigráfica y en la entrada de este blog correspondiente al mes de Marzo se realiza una descripción detallada de estas formaciones posthercínicas. 

ESTRUCTURAS TECTÓNICAS:

Figura nº 13: tren de pliegues

Como ya hemos mencionado la zona se presenta intensamente tectónizada. La serie paleozoica aparece replegada desarrollándose un tren de estructuras anticlinales y sinclinales, tal como se puede apreciar en las siguientes figuras y fotografías.




Figura nº 14: Pliegue anticlinal en areniscas

Los anticlinales son del tipo cilíndrico, simétrico y abierto de simetría rómbica e isopacos y plano axial vertical, mientras que los sinclinales son más apretados y angulares.

Esquema de la formacion de drag folds
En los flancos de los pliegues mayores se desarrollan pliegues parásitos o de arrastre (drag folds) tal como se puede apreciar en la figura de la derecha .
Estos pliegues parásitos o de arrastre se forman en los estratos más duros de los niveles pizarrosos poco competentes con estructura cilíndrica o en S y el eje ligeramente inclinado hacia el SE, como el de la siguiente fotografía:

Figura nº 15: Pliegue parásito en S o cilindrico.
Figura nº 16: Esquistodidad de fractura en pliegue sinclinal
Toda la serie esta intensamente fracturada con la aparición de estructuras como esquistosidades groseras en bancos de areniscas de pliegues, asi como ripples tectónicos en planos de falla.
También aparecen abundantes vetas de cuarzo blanco, masivo o estriado, en distintas disposiciones; ortogonales a la estratificación en los niveles areniscosos, paralelas a la estratificación en los niveles pizarrosos menos competentes, tal como es de esperar teniendo en cuenta el distinto comportamiento de estos materiales ante los esfuerzos del plegamiento.

Figura nº 17: Fracturas ortogonales a la estratificación
La deformación que afecta a la serie paleozoica corresponde al plegamiento hercínico, los pliegues llevan una dirección NW – SE y están afectados por varias fases de deformación, siendo la principal la que da origen a la esquistosidad de plano axial que aparece en las pizarras y se insinúa de forma grosera en las areniscas (ver figuras 8 y 16).




Figura nº 18: falla entre el Keuper y el Muschelkalk
En la cartografía del IGME el contacto entre el Paleozoico y el Triásico se resuelve mediante una falla (ver Mapa Geológico de la figura nº 3) sin embargo es mucho más complejo de lo que se representa en esta cartografía ya que, en la misma carretera, aparecen niveles, no cartografiados y en contacto fallado, de margas abigarradas violáceas del Keuper y cuarcitas blancas con limolitas rojas del Buntsandtein, tal como se puede ver en la siguiente fotografía:


Figura nº 19: Pliegue anticlinal en dolomias del Muschelkalk

Además el Muschelkalk que aparece con una disposición plegada en anticlinal, tal como se puede apreciar en la siguiente fotografía y se puede apreciar a escala de afloramiento (ver mapa geológico de la figura nº 20).









En una primera aproximación, el contacto seria un cabalgamiento muy complejo en el que tanto el Paleozoico como el Buntsandtein cabalgan encima de formaciones estratigráficamente más altas (Keuper y Muschelkalk) y podría cartografiarse de la siguiente manera:
Figura nº 20: Ensayo de nueva disposición cartográfica.

EDAD GEOLOGICA:
Como ya hemos indicado al inicio de esta entrada en la cartografía oficial del IGME se atribuye a este afloramiento una edad Silúrico por la similitud con otros afloramientos de la Cordillera ibérica. En la siguiente figura se puede ver la columna litoestratigráfica del Paleozoico de la Hoja de Cella del MAGNA, que es la serie estratigráfica más completa del Paleozoico Inferior más cercana a este afloramiento de Montán.


Figura nº 21: Columna estratigrafica de la Hoja 566 (CELLA) del MAGNA
 Comparando  los materiales de este afloramiento con el Ordovícico del Barranco de Alcotas, se observan ciertas similitudes, concretamente son muy similares las facies de areniscas grauwakicas con laminaciones por alteración de minerales férricos, los niveles de areniscas ferruginosas, las pizarras con alternancia de areniscas y las pizarras negras sericíticas. Sin embargo en el afloramiento del Barranco de Alcotas no he observado, ni se describen, los calcoesquistos grises que aparecen en Montán.


Al no encontrarse la menor evidencia paleontológica, ni en el corte de la carretera ni en el del camino adyacente, no resulta posible realizar ninguna datación estratigráfica. Repasando las memorias de las hojas del MAGNA de la Cordillera Ibérica, con afloramientos del Paleozoico, solo he encontrado una referencia a la presencia de pizarras con calcoesquistos en la hoja de Tragacete, en la Formación Grauwackas de la Venta del Llanvirniense – Llandeiloiense (Ordovícico Medio – Superior), tal como se puede ver en la siguinte columna sintetica del Paleozoico Inferior de la Rama Aragonesa de la Cordillera Ibérica.
Por ello, dada la similitud de facies con el Ordovícico del Barranco de Alcotas (Chelva) y la referencia a calcoesquistos en el Ordovícico Medio – Superior de la Cordillera Ibérica, deduzco que el Paleozoico del Barranco del Más del Moro (Montán) seria mas Ordovícico que Silúrico.
Este afloramiento unido al del Barranco de Alcotas y al de Marines completa la información disponible sobre la disposicion del zocalo paleozoico de la terminacion oriental de la Zona Asturoccidental Leonesa en la Comunidad Valenciana.

Figura nº 22: Situacion del afloramiento respecto a las principales zonas geológicas del macizo hercínico





No hay comentarios:

Publicar un comentario