miércoles, 25 de marzo de 2015

LAS TURBIDITAS DE SAN PEDRO DE ANTROMERO



 

La Playa de Antromero es un pequeño arenal localizado en el término municipal de Luanco (Asturias), muy cerca del de Candas tal como se puede apreciar en el mapa de situación que se puede ver en la siguiente figura. Se trata de un emplazamiento geológico muy singular en la costa asturiana.
 
En este post describiré la situación geográfica del sitio, su encuadre en la geología regional, el medio y los mecanismos de sedimentación y las principales estructuras geológicas, estructuras que ilustraré con figuras y fotografías de las mismas.
 
Figura nº 1: Mapa de situacion de la Playa de Antromero.
Como se puede ver en el mapa geográfico de la figura anterior y en la ortofoto de la siguiente, la playa se dispone en el término municipal de Luanco, al Este de la Punta del Cabritu, mientras que al Oeste se aparece la Playa de Los Cristales y ya dentro del mar la Isla de Luanco.
 
Figura nº 2: Ortofoto de la Playa de San Pedro de Antromero y de la Punta del Cabritu (fuente: Bing) 
 
ANTECEDENTES
Estructuralmente el paleozoico que aparece en la zona de Antromero forma parte de la serie que aflora entre el Cabo Peñas y el Cabo Torres ambos accidentes geográficos formados por afloramientos de la Cuarcita de Barrios del Ordovícico. Estructuralmente la zona es una prolongación de la Unidad de Somiedo de la Región de Pliegues y Mantos de la Zona Cantábrica, tal como se puede ver en el esquema de la siguiente figura:
 
Figura 3: Esquema de las Unidades Tectónicas de la Zona Cantábrica (Fuente: Universidad de Oviedo)
 
 
Figura 4: Esquema del MAGNA (IGME)
La zona se caracteriza por presentar una serie de pliegues apretados de dirección NE-SW, tal como se puede ver en la siguiente figura correspondiente al Esquema Tectónico de la Hoja del MAGNA de Gijón.
En la siguiente figura se puede ver el perfil geológico de la zona entre el Cabo Peñas y el Cabo Busto con el tren de pliegues formado por: el Anticlinal de Candas y los sinclinales de Antromero y Perlora.
 
Figura 5: Corte geológico (Fuente: Universidad de Oviedo)
 
En la cartografía geológica del IGME (Hoja de Gijón), correspondiente a la zona de Antromero, que se puede ver en el siguiente mapa geológico, se detalla la estratigrafía del Paleozoico del que afloran formaciones del Devónico y del Carbonífero.
 


Figura 6: Mapa geológico (Fuente Hoja de Gijón del MAGNA)

En el siguiente cuadro se resume la columna litoestratigráfica que aparece en la Playa de Antromero:



Tal como se puede ver en el cuadro anterior la unidad litoestratigráfica más antigua que aparece en la zona de la Playa de Antromero corresponde a la Formación Piñeres ó Areniscas de Candas del Frasniense (Devónico Superior) formada, principalmente, por areniscas blancas y areniscas rojas ferruginosas con un espesor de 350 metros. En la siguiente fotografía tomada en la Playa de Los Cristales o del Bigaral, situada inmediatmente al oeste de Antromero, se pueden ver las areniscas blancas y rojas (ferruginosas) características de esta formación. También se puede observar muy claramente la discordancia angular entre las areniscas devónicas subverticales y las areniscas en facies Weald de la Formación Peñaferruz (Cretácico Inferior) en disposición subhorizontal.


Fotografia 1: Las Areniscas de Candas en la Playa del Bigaral

Fotografia 2: Las calizas griotte.
Sobre estas areniscas aparece una serie carbonífera bastante compleja que comienza con unas calizas claras, de 10 metros de espesor, que corresponden a la Formación Baleas o Calizas de Candamo del Fameniense Superior – Tournasiense Inferior, una formación muy constante en toda la Cuenca Carbonífera Central y en el Antiforme del Narcea.
Encima de estas calizas aparecen unas calizas nodulosas rojas asociadas a radiolaritas, la Caliza de Puente de Alba del Viseense que también constituyen un nivel muy característico de toda la Cordillera Cantábrica conocido como: “caliza griotte”. En la fotografia de la derecha, tomada del blog de Joaquín Sansegundo,se ven estas facies.

Por encima de la “caliza griotte” se sitúan calizas grises oscuras de la Formación Barcaliente del Namuriense, anteriormente conocidas como “Caliza de Montaña”. En esta localidad están formadas por 110 metros de calizas divididas en dos mitades; la inferior formada por calizas micríticas oscuras y la superior por calizas grises con finas laminaciones horizontales, microestratificaciones cruzadas y brechas intraformacionales. En la fotografía nº 3 se puede ver el aspecto de estas calizas finamente laminadas en la Playa de San Pedro de Antromero y en la fotografía nº 4 el detalle de estas laminaciones




Fotografia nº 3: Calizas grises de la Formación Barcaliente en San Pedro de Antromero



Fotografia nº 4: Detalle de las laminaciones de la caliza de la fotografia anterior
 



Fotografía 5: Brechas calcáreas intraformacionales.
En la siguiente fotografía se puede ver en un afloramiento, muy tapado por los depósitos de la playa, el aspecto de las brechas intraformacionales situadas en la  parte alta  de la Formación Barcaliente (en el miembro de las calizas grises laminadas).
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Figura nº 7: Reticuloceras
 
 
 
 
La serie carbonífera culmina con 150 metros de sedimentos de carácter turbidítico: la Formación Olleros que ha sido datados como Namuriense B (Carbonífero Inferior) por la presencia del goniatite Reticuloceras Paucicrenalatum como el recreado en la figura nº 7 Imagen tomada de Richard Bell's Wild West Yorkshire Nature Diary)
En la siguiente fotografía se puede ver el contacto de las calizas masivas de la Formación Barcaliente con la turbidita finamente estratificada de la Formación Olleros:
 

Fotografía nº 6: contacto entre las turbiditas y las calizas

 
Como se puede ver el contacto entre las dos formaciones es muy neto y viene marcado por un cambio en el color y grosor de la estratificación y por la presencia de unos delgados niveles rojizos de radiolaritas que se pueden ver en la fotografía siguiente:
 
Fotografía nº 7: Detalle del contacto de la fotografía anterior
 
A partir de este contacto comienza la serie turbiditica de la Formación Olleros que está muy bien expuesta en los acantilados de la playa o en el arenal en marea baja, como se puede apreciar en la siguiente fotografía:
 
Fotografía nº 8: afloramiento de la turbidita en la playa de San Pedro.
El flysch de San Pedro de Antromero no es tan grande, ni tan espectacular como el famoso del geoparque de Zumaya, pero por su situación geográfica, sus características geológicas y su entorno geográfico, merece la pena de ser visitado y reconocido. 
 
Fotografia nº 9: El Cretácico discordante
La secuencia estratigráfica esta muy bien expuesta en los acantilados y se extiende desde un extremo al otro de la playa de San Pedro de Antromero. El muro de la serie solo puede ser visto en marea baja al estar tapado por los depósitos de la propia playa y el techo es visible en la parte occidental de la misma y viene marcado por la aparición de sedimentos detríticos cretácicos en facies Weald de la Formación Peñaferuz, dispuestos discordantemente sobre la serie carbonífera, tal como se puede ver en la siguiente fotografía. Este Cretácico recubre discordantemente varias formaciones paleozoicas, asi en San Pedro de Antromero se situa sobre las turbiditas de la Formacion Ollero del Namuriense (Carbonifero), mientras que en la adyacente Playa del Bigaral se situa sobre las areniscas devonicas de la Formación Piñeres. 

En el perfil del acantilado y en la propia playa se pueden reconocer muchas de las estructuras sedimentarias típicas de las facies flysch. La disposición típica en un flysch turbiditico es la conocida secuencia de Bouma, una secuencia ciclica dispuesta tal como se puede ver en la siguiente figura:
 
Figura nº 8: Intervalos de Bouma (1.962) (Fuente: Infogeología)
 
El mecanismo de formación de las turbiditas son las corrientes de turbidez y su ámbito de formación el talud continental y el de deposición las llanuras abisales. En la siguiente figura tomada de la web: educandonaturaleza.wordpress.com, se puede ver este proceso: los sedimentos depositados en el borde de la plataforma continental se desestabilizan por causas diversas (terremotos, tormentas e inundaciones, etc…) y se deslizan talud continental abajo a gran velocidad (hasta 100 km/hora) hasta alcanzar y depositarse en la llanura abisal, que puede estar situada a gran distancia del punto de partida (hasta100 kilómetros) ,formando una turbidita.
Figura nº 9: Esquema de formación de una turbidita
 
Figura nº 10: Mecanismo de formación de una corriente de turbidez
 
Los sedimentos desprendidos de la plataforma se canalizan hacia la llanura abisal a través de los cañones submarinos unas grandes estructuras geomorfológicas que se desarrollan en el talud continental. En la siguiente imagen se puede ver una representación del Cañón de Avilés, muy próximo a San Pedro de Antromero y que está considerado como el más profundo del mundo. El Cañón Submarino de Avilés comienza sobre la plataforma continental cantábrica a 7 millas de la ciudad de Avilés y a 140 metros de profundidad y alcanza a la altura de Navia los 4.750 metros de profundidad en la llanura abisal del Golfo de Vizcaya.
Figura nº 11: El Cañón Submarino de Avilés
 
En la siguiente imagen se puede ver un bloque esquemático dibujado por Albert Martinez representando los distintos medios sedimentarios asociados a los depósitos turbiditicos:  
 
Figura nº 12: Bloque diagrama de un medio turbidítico. 
 
El aspecto típico de las turbiditas de la Formación Olleros es el de depósitos con una estratificación muy fina compuesta por estratos de lutitas pizarrosas negras o gris oscuras alternando con estratos de areniscas de color gris  más claro que corresponden a los tramos d y e de la secuencia de Bouma, tal como se puede apreciar en las siguientes fotografías, tomada la primera en la playa  de San pedro de Antromero y la segunda en el acantilado:
 
Fotografía nº 10: Aspecto de las turbiditas aflorando en la playa
 
 
Fotografía 11: Los mismo niveles en el acantilado.
Entre estos delgados estratos pizarrosos  aparecen estratos un poco más gruesos de areniscas de color más claro con marcada laminaciones de ripples. Estos estratos corresponden el intervalo C de la secuencia de Bouma descrita anteriormente (ver figura 8). En la sigueinte fotografía se puede ver un de estos niveles areniscosos con las laminaciones onduladas de los ripples muy marcadas.

 
Fotografía 12: Areniscas con ripples del tramo C de Bouma.

En esta serie estratigráfica tambien son muy frecuentes los niveles con deslimientos del tipo "slump". En la siguiente fotografía se puede ver uno de estos niveles deslizado, entre otros no deslizados:
 
Fotografía 13: tramo deslizado entre estratos areniscosos competentes
 
Fotografia 14: pequeño deslizamiento
Además de presentarse a escala métrica, como en el caso de la fotografía anterior, los slumps pueden presentarse a escala centimétrica afectando a un solo nivel del ciclo de Bouma, tal como se puede apreciar en la siguiente fotografía en la que se puede ver un nivel de areniscas del intervalo c de Bouma completamente deformado al deslizarse.
 
Este tipo de estructuras son muy frecuentes en toda la serie estratigráfica. 
 
 



Fotografía 15: bioturbaciones en un nivel de areniscas

 
 
Fotografia nº 16: Estrato de areniscas gruesas
 





 
 
 
 
Se trata de una secuencia estratigráfica completamente azoica en la que no se encuentra ningún tipo de fosil, salvo algunas bioturbaciones como las de la fotografía de la izquierda (ya he mencionado el hallazgo de un goniatite que ha permitido datar el Namuriense).
 
 
 
 
 
 
 
 
Intercalados en la serie encuentran unos estratos de areniscas gruesas a muy gruesas que se corresponden a depositos de alto régimen de flujo, correspondientes al intervalo A de la serie de Bouma.
 
En estos estratos de areniscas gruesas es fácil ver la presencia de huellas de carga como se puede ver en la siguiente imagen:
Fotografía 17: Estrato de areniscas gruesas con huellas de carga 
Otra estructura típica de las turbiditas son las brechas intraformacionales ocasionadas por deslizamientos en masa; en la Playa de San Pedro aparecen varios de estos niveles con el caótico aspecto que se puede ver en la siguiente fotografía:

Fotografía 18: Nivel caotico.



Fotografía nº 19: Nivel calcáreo dentro de la turbidita
A diferencia de otros afloramientos de esta misma Formación turbíditica en otros puntos de la Cordillera Cantábrica, la serie de Antromero se caracteriza por presentar algunos niveles delgados en calizas grises con laminaciones y frecuentes acuñamientos laterales, como el estrato de la  fotografía de la derecha:


 
 
 
 
En una visita realizada a Antromero este mismo año, tras los fuertes temporales del invierno, he podido comprobar que la fisonomia de la playa ha experimentado algunos cambios debidos a la pérdida de arena (ver la fotografia nº 20), lo que me ha permitido observar y documentar algunas cosas nuevas, que anteriomente estaban tapadas por la arena:
 
Fotografía nº 20: nuevo aspecto de la plataforma de abrasion tras los ultimos temporales.
 
En el muro de un estrato de areniscas masivas de grano grueso y color rojizo se puede observar una intensa bioturbación.


Fotografia nº 20: bioturbación en un estrato de areniscas

Tambien en el muro de un estrato de areniscas grises con laminaciones de ripples he podido ver marcas de corriente (flute marks) muy nitidas y continuas:

Fotografía nº 21: Marcas de corriente en el muro de un estrato de areniscas.

RESUMEN:
En la Playa de San Pedro de Antromero (Asturias) se puede ver una excelente exposición de una turbidita carbonífera (Formación Olleros) en la que se pueden ver casi todos los elementos típicos de estas facies (intervalos de Bouma, brechas intraformacionales, deslizamientos, estructuras sedimentarias , etc …). Además se puede ver el contacto de esta formación con la formación infrayacente (Formación Barcaliente) y con la formación suprayacente (Formación Peñaferruz) mediante discordancia angular.
SUMMARY:
 
In San Pedro de Antromero beach (Asturias) you can see an excellent exhibition of a turbidite (Formation Olleros) where you can see almost all the typical elements of these facies (intervals Bouma, intraformational breccias, landslides, structures sedimentary etc ...). Also you can see the contact of this formation with overlain formation (Formation Barcaliente) and the overlying formation (formation Peñaferruz) by angular unconformity




2 comentarios:

  1. Buen artículo, José María, y muy buenas fotografías. Me encantan las turbiditas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Oscar. Si te gustan las turbiditas este es uno de los mejores sitios para verlas, sobre todo en verano de vacaciones, hay muchas playas con mucha geologia.

    ResponderEliminar