jueves, 18 de febrero de 2016

LA ENSENADA DE LLUMERES (CABO PEÑAS; ASTURIAS)







La zona que voy a documentar en este articulo del blog se localiza en el extremo más septentrional de la Península Ibérica: el Cabo Peñas en Asturias. En la siguiente figura se puede ver el mapa geográfico del Cabo Peñas con la situación de la Ensenada de Llumeres al Este del propio Cabo, así como de otros accidentes geográficos de los que hablaremos: la Playa de Coneo, la Punta de El Castro, la Playa de Viodo, la Punta de El Sarreu y la Playa de Arnielles.    

Figura nº 1: Mapa del Cabo Peñas (Gozón; Asturias)


Figura nº 2: Ortofoto del Cabo Peñas
Es una zona de fácil acceso desde las principales ciudades asturianas (Gijón, Oviedo y Avilés), aunque una vez en el Cabo estos accesos se complican al localizarse la practica totalidad de los afloramientos geológicos en abruptos acantilados, tal como se puede ver en la siguiente imagen se correspondiente a la ortofoto del Cabo Peñas con la principal vía de acceso (carretera GO-1) y sus principales localidades.


Geológicamente el Cabo Peñas se sitúa en la parte noroccidental de la Región de Pliegues y Mantos de la Zona Cantábrica, muy cerca del dominio de la Zona Asturoccidental leonesa y por esta causa presenta aspectos estratigráficos y estructurales comunes con esta Zona, además de presentar una sucesión casi completa del Ordovícico–Silúrico lo cual es excepcional dentro de la Zona Cantábrica. Además de su interés geológico esta el paisajístico encontrándose la zona catalogada como Paisaje Protegido por su característica Rasa Costera que se puede ver en la siguiente fotografía 


Figura nº 3: Vista de la Rasa Costera del Cabo Peñas hacia el Este

En la siguiente imagen se puede ver la situación de la zona del Cabo Peñas en el mapa estructural de la Cordillera Cantábrica:

Figura nº 4: Mapa Estructural de la Rodilla Asturiana
ESTRATIGRAFIA:

Como ya hemos señalado en la zona entre el Cabo Peñas y la Ensenada de Llumeres se encuentra una sucesión, casi completa, de formaciones que abarcan desde el Ordovícico hasta el Silúrico. En la siguiente figura se puede ver el mapa geológico del Cabo Peñas con indicación de las principales formaciones litoestratigráficas que afloran a lo largo del acantilado:

Figura nº 5: Mapa Geológico del Cabo Peñas (Fuente: IGME)
En la siguiente imagen se puede ver la leyenda litoestratigráfica de la hoja mapa geológico correspondiente a esta zona, tal como figura en la Hoja nº 14 (GIJÓN) del MAGNA.

Figura nº 6: Columna del MAGNA

Según la memoria de la Hoja del MAGNA los terrenos más antiguos que afloran en la zona los constituyen las margas grises y pardas con cuarcitas de la Formación Oville que abarca del Cámbrico al Ordovícico, estando el límite entre ambos pisos en la parte más alta de esta formación, no visible en el área del Cabo Peñas. Encima se sitúa la Formación Barrios compuesta por 500 metros de cuarcitas blancas masivas (“cuarcita armoricana”) con algunas intercalaciones de pizarras. La edad de esta formación, datada mediante icnofósiles, corresponde al Arenig.

Por encima de las cuarcitas masivas se sitúa una compleja y muy interesante secuencia litológica que es el motivo de este articulo. En la Hoja de Gijón del Magna viene descrita esta secuencia de la siguiente manera:

Muro: Cuarcita blanca masiva (Cuarcita de Barrios)
1.-  Pizarras alternando con capas de cuarcitas de 0,20 – 0,60 m.
2.- Roca volcánica básica con algunos metros de areniscas ferruginosas a techo.
3.- Pizarras oscuras frecuentemente piritosas con varios niveles de nódulos y alguna capa fina (hasta 10 cmts) calcárea o dolomítica. Con dos niveles lumaquélicos, formados esencialmente por braquiópodos y trilobites, situados en la mitad superior de la sucesión.
4.- Serie Vulcano-detrítica que en la parte superior presenta coladas basálticas o basalto andesíticas con disyunción con disyunción columnar.
5.- Calizas gris blanquecinas en dos niveles de 5 y 9 metros de espesor separados por 15 centímetros de capas tobáceas y cherts.
Techo: Pizarras de Formigoso.

Teniendo en cuenta esta descripción y la descripción que se realiza en la publicación “Geología de la región entre el Antiforme del Narcea y la Cuenca Carbonífera Central” en Trabajos de Geología nº 8 de la Universidad de Oviedo, la sucesión estratigráfica, de muro a techo, seria la siguiente:

FORMACION CUARCITAS DE BARRIOS.

También conocida como “Cuarcita armoricana” y “Cuarcita de Los Cabos”, para mi personalmente denominaciones más adecuadas en la zona asturiana, esta formación con un espesor de 450 a 500 metros, es la más antigua de las que aparecen en la zona y constituye la punta del Cabo Peñas (La Gabiera) y la inmediata Isla Herbosa, tal como se puede ver en la fotografía la figura nº 5.

Figura nº 7: El Cabo Peñas (Punta de La Gabiera)
El muro de la formación no aflora y el espesor de la misma se deduce por comparación con localidades próximas donde si aparece. Se trata de metacuarcitas blancas o de colores claros (amarillos y marrones), dispuestas en bancos muy espesos con estratificaciones y laminaciones planas y cruzadas. Aparecen algunos niveles pizarroso-limolíticos pero siempre muy subordinados tal como se puede ver en las fotografías.

Figura nº 8: La Isla Herbosa desde el Cabo Peñas
La Formación se dispone formando una bóveda anticlinal con buzamientos laxos, el flanco oriental en la zona del Cabo Peñas y el occidental en la Isla Herbosa.    

Su edad es Arenig y a sido determinada en base a su contenido en icnofósiles, principalmente cruzianas. Esta formación es muy similar a la Formación Grés armoricain (Península de Crozon en la Bretaña Francesa).

FORMACION PIZARRAS DE LUARCA.

Se trata de una formación esencialmente pizarrosa con un espesor de 350 a 450 metros. El contacto con la subyacente Formación Barrios se localiza en la Playa de Coneo y es muy neto. La Formación Luarca se subdivide en una parte inferior de unos 55 metros de espesor constituida por un conjunto alternante de pizarras y algunos bancos de cuarcitas. Sobre este conjunto inferior aparecen 26 metros de una intercalación correspondiente a un sill de rocas subvolcánicas de color verdoso, posiblemente coetáneo al deposito de la suprayacente Formación Castro. En la siguiente fotografía se puede ver el aspecto que presenta esta formación en el acantilado comprendido entre el Cabo Peñas y la Punta de Castro.

Figura nº 9: La Formación Pizarras de Luarca en el Cabo Peñas 
Figura nº 10: Aspecto de las Pizarras de Luarca en afloramiento
El resto de la formación esta constituida por pizarras grises oscuras, casi negras, con varios niveles de nódulos, alguna capa carbonatada y alguna de oolitos de hierro. En la siguiente fotografía se puede ver el aspecto típico de esta formación en el Cabo Peñas: pizarras negras con pátinas marrones debidas a la alteración

 La edad de la formación es LLandeilo (Ordovícico Medio) datada a partir de los fósiles de braquiópodos, trilobites, cistoideos y sobre todo graptolites  encontrados en 4 niveles lumaquélicos que aparecen en la formación. Las pizarras con bancos de cuarcita de la parte inferior de la formación, en la que no se han encontrado fósiles, se considera que pueden pertenecer al Llanvirn.

Esta formación se correlacionaría con la Formación Postolonnec del Ordovícico Medio de la Bretaña Francesa constituida por pizarras oscuras con lechos de nódulos fosfatados y silíceos y una fauna de graptolites.

FORMACION CASTRO:

También conocida como “Sucesión vulcano-detrítica” presenta su mejor exposición entre las puntas de Castro y de Sarreo al Este del Cabo Peñas. El contacto con la formación anterior se produce en la Punta de Castro formada por un nivel decamétrico de cuarcitas de colores claros más resistente a la erosión que los materiales que los infra y suprayacentes por lo que producen un saliente en el acantilado. No he encontrado ningún nombre para este nivel cuarcítico que por su espesor y representación cartográfica debería estar individualizado y llamarse “Miembro de Punta de Castro”.

En las siguientes fotografías se puede ver el aspecto de este saliente cuarcítico y el contraste entre las pizarras negras de la Formación Pizarras de Luarca y las cuarcitas claras:

Figura nº 11: La Punta de Castro desde lo alto del acantilado

Figura nº 12: Rocas volcánicas en la playa.
Se trata de una sucesión muy compleja compuesta por 450 a 500 metros de tobas, aglomerados volcánicos y niveles de areniscas con mayor o menor participación volcánica. Hacia su parte superior, en la Playa de Viodo, se localizan de 75 a 100 metros de lavas de tipo basáltico que forman una típica columnata. 

Se trata de basaltos (diabasas) de color oscuro y grano fino con abundantes filones de epidota. En la siguiente fotografía se puede ver el aspecto que presentan estas rocas volcánicas en el acantilado y en detalle con algunos filones de cuarzo rosado.   




Figura nº 13: Fotografía de detalle de las rocas volcánicas de la Formación Castro.
La formación termina en el Miembro Viodo constituido por dos bancos de calizas de 5 y 9 metros de espesor que dan origen a la Punta de Sarreo. En la siguiente fotografía se puede ver el contacto de estas calizas con la formación suprayacente: Pizarras de Formigoso.

Figura nº 14: Contacto entre el Miembro Viodo de la Formación Castro y las pizarras de la Formación Formigoso

Figura nº 15: Calizas seudonodulosas.
Se trata de calizas blancas o de colores claros en estratos métricos a veces de aspecto seudonoduloso, tal como se puede ver en la siguiente fotografía de detalle. Contienen abundantes fósiles de briozoos, crinoideos, ostrácodos y algunos braquiópodos. Estos dos bancos están separados por unos 15 metros de tobas y niveles silíceos con braquiópodos y trilobites




La edad de la formación seria Ordovícico Medio (Caradoc – Llandovery Superior) datada en base a fósiles de trilobites y braquiópodos encontrados en el muro de la formación. En las calizas del miembro superior abundan los conodontos de la base del Silúrico por lo que el transito Ordovícico - Silúrico se encuentra por debajo de estas calizas. Esta formación se correlaciona con la Formación Schistes de Cosquer de la Bretaña Francesa de origen volcánosedimentario con coladas submarinas, pizarras y calizas.

En mi visita a la Playa de Viodo he podido localizar en la parte superior de las lavas basálticas un nivel de algunos metros de potencia de cuarcitas ferruginosas (que fueron objeto de un intento de explotación minera tal como se puede ver en la fotografía nº ) este nivel esta en contacto por falla (Falla de Sarreo) con los basaltos.

Figura nº 16: Antigua explotación minera en el Acantilado de Viodo. 


FORMACION PIZARRAS DE FORMIGOSO.

Figura nº 17: Pizarras ampelíticas bioturbadas
Sobre las calizas de la Punta de Sarreo y mediante un contacto neto, como se puede ver en la siguiente fotografía de la figura nº 14, realizada en la Playa de Viodo, se localiza un conjunto que presenta una marcada uniformidad litológica: pizarras negras ampelíticas con delgadas capas de cuarcitas más claras y más abundantes hacia la parte superior. Al estar intensamente replegada se le atribuye un espesor de 300 metros por comparación con otros lugares de la Cordillera Cantábrica. En base a su situación estratigráfica y a su contenido en graptolites se le asigna una edad Llandovery – Wenlock.

En la siguiente imagen se puede ver el aspecto típico de esta formación en la Playa de Arnielles:


Figura nº 18: Las Pizarras de Formigoso al fondo la Punta de Sarreo (Formación Castro).
 
  FORMACIÓN ARENISCAS DE FURADA:


Se trata de un conjunto de areniscas ferruginosas que forman un amplio sinclinal y están en contacto por cabalgamiento sobre las Pizarras de Formigoso, aunque en el mapa del SIGECO, la más reciente cartografía del IGME, aparece como un contacto normal repetido por falla. En la siguiente imagen se puede ver una fotografía de este contacto donde las areniscas ferruginosas están en contacto con pizarras negras muy replegadas.

Figura nº 19: Contacto mecánico entre las Pizarras de Formigoso y las Areniscas de Furada
La parte más baja de la formación esta constituida por 20 metros de pizarras negras con capas gruesas de cuarcita, salvo que se considere que la Formación Furada empieza en el primer nivel de areniscas ferruginosas. En la parte inferior de la formación y por encima de las pizarras negras se sitúan 50 metros de areniscas ferruginosas que alternan con areniscas menos ferruginosas y delgados niveles pizarras.

Figura nº 20: Capas ferruginosas.
Las capas más ricas (entre el 40 y el 50% de oxido de Fe) son capas oolíticas y se encuentran hacia la parte inferior del tramo ferruginoso, hacia arriba se va pasando a areniscas con cemento ferruginoso menos ricas. 

En la fotografía de la figura nº 20, a la derecha, se pueden ver un potente nivel de areniscas ferruginosas con capas de chamosita. Se puede observar la existencia de estratificación cruzada.

Estos paquetes férricos han sido objeto de explotación desde tiempos antiguos y muy intensamente en la primera mitad del siglo XXI.


En la siguiente fotografía se puede ver el aspecto de detalle de esta mineralización ferruginosa (areniscas oolíticas y cemento ferruginoso):


Figura nº 21: Detalle de la areniscas oolítica ferruginosa.

Figura nº 22: Areniscas y pizarras negras
Por encima del tramo ferruginoso aparecen de 100 a 150 metros de areniscas menos ferruginosas, incluso blancas, con más niveles pizarrosos tal como se puede ver en la siguiente fotografía, donde se puede ver la existencia de algunos niveles canalizados.


La formación termina con 100 metros de pizarras oscuras alternando con final capas de    areniscas. La edad de la mayor parte de la Formación Areniscas de Furada seria Ludlow, aunque en su parte inferior podría llegar al Wenlock y en su parte más alta alcanzar el Devónico Inferior (Lochkoviense).  





Truyols & Julivert (1976) solo mencionan la existencia de Spirifer cf. vulcani en el corte de Llumeres (capa nº 1) sin embargo en el afloramiento de las areniscas ferruginosas oolíticas que hay en la playa he podido comprobar la existencia en esta misma capa de una lumaquela con bivalvos (braquiópodos y lamelibranquios) y de otra con gran cantidad de crinoideos tal como se puede comprobar en las siguientes fotografías:

Figura nº 23: Lumaquela de bivalvos.

Figura nº 24: Lumaquela de crinoides.

ESTRUCTURAS TECTONICAS:

Estructuralmente se trata de una zona muy compleja siendo el elemento principal un tren de pliegues (Anticlinal del Cabo Peñas - Sinclinal de Llumeres - Anticlinal de Bañugues) acostados hacia el E y fallados, tal como se puede apreciar en la siguiente figura tomada del libro "Geología de Asturias":
Figura nº 25  

La deformación, de carácter polifásico, se produjo mediante la formación de pliegues inclinados con vergencias al E, siendo los pliegues menores de tipo chevron, aplastados durante las ultimas etapas del plegamiento. Anteriormente se había producido una etapa de acortamiento que dio lugar a cuñas y pequeñas fallas que fueron plegadas en etapas posteriores. La duplicación de los niveles productivos de la Mina de Llumeres parece ser un caso extremo de este fenómeno con un solapamiento de 100 metros de las capas.

La estructura mas oriental la constituye un gran anticlinal que se extiende desde el Cabo peñas hasta el Cabo Vidias, y cuyos flancos son el propio Cabo Peñas y la Isla Herbosa. En principio parece un pliegue recto y bastante laxo, pero en realidad lo que se esta viendo es el efecto de un pliegue de la segunda fase de deformación afectado al flanco largo de un gran anticlinal tumbado como se puede apreciar en el corte geológico de la anterior figura. En la siguiente fotografía se puede ver un ejemplo de este tipo  de estructura a una escala mucho menor se trata de un micropliegue de primera fase de la deformación (anticlinal tumbado y aplastado) y afectado por una segunda fase que lo deforma:    

Figura nº 26: Microanticlinal tumbado, aplastado y deformado 

En la Ensenada de Llumeres aparece otra compleja estructura  anticlinal - sinclinal  limitada por dos cabalgamientos. Esta estructura se desarrolla en la Formación Areniscas de Furada y es bien conocida por las intensas labores mineras que en ella se desarrollaron. El limite occidental de esta estructura  es un cabalgamiento de las Pizarras de Formigoso sobre las Areniscas de Furada (ver fotografía de la figura nº 19), mientras que el limite oriental viene marcado por el cabalgamiento de esta formación sobre la Caliza de Nieva del Devónico (Complejo de Rañeces).    

En el Cabo Peñas y quizás por su cercanía al Antiforme del Narcea es el único lugar de la Zona Cantábrica en el que la deformación tectónica da lugar a una esquistosidad y a un cierto metamorfismo. Es característica de esta zona la presencia, sobre todo en los niveles más pizarrosos, de una esquistosidad de flujo paralela al plano axial (S1) asociada a los pliegues de la primera generación y una esquistosidad de crenulación (S2) generada durante la segunda fase de la deformación como se puede ver en la siguiente imagen:

Figura nº 27: Esquistosidad de crenulación

En la siguiente figura se puede ver un esquema de las estructuras que aparecen en el sector del acantilado comprendido entre la ensenada de Llumeres y la Punta de Sarreo en materiales de la Formación Pizarras de Formigoso, se trata de estructuras de la primera fase deformadas posteriormente.

Figura nº 28: Esquema tectónico (tomado de Trabajos de Geología nº 8 Universidad de Oviedo)

Entre las numerosas estructuras plegadas destaca por su situación en el acantilado y su singularidad el pliegue anticlinal acostado hacia el Este y de escala decamétrica que se puede ver en la la siguiente fotografía y que se corresponde con el pliegue marcado como A en el sector con los pliegues de los planos axiales subhorizontales del esquema tectónico de la anterior figura:

Figura nº 29 Pliegue anticlinal tumbado

En la siguiente figura se puede ver otro pliegue anticlinal, también de escala métrica pero esta vez se trata de un pliegue de eje vertical con una marcada esquistosidad en abanico de la fase 1 que se localiza en el sector de los pliegues con planos axiales verticales en el esquema de la figura nº 29  

Figura nº 30: Anticlinal con una marcada esquitosidad en abanico convergente hacia el núcleo del pliegue (S1).

Además en el acantilado pueden verse gran cantidad de micropliegues tipo chevron muy apretados con un ángulo entre flancos muy bajo (30º - 60º) como los de la siguiente fotografía:

Figura nº 31: Replegamiento de las Pizarras de Formigoso.


Figura nº 32: Estrias 
Estos pliegues chevron se formaron por deslizamiento de las capas unas sobre otras, en la siguiente fotografía (figura nº 31) se puede ver una de estas superficies de deslizamiento con estrías muy marcadas:






En el sector de los pliegues de planos axiales verticales también se observa frecuentemente la presencia de kink bands asociados a una segunda fase de la deformación como el de la siguiente fotografía:

Figura nº 33: King bands en las Pizarras de Formigoso
Figura nº 33
En todo el perfil son abundantes las vetas de cuarzo blanco como las de la siguiente fotografía se presentan dispuestas sistemáticamente y que se considera son de origen tectónico y asociadas a un estadio tardío de la primera fase de la deformación:





Otra estructura que aparece abundantemente sobre en las superficies de estratificación son los ripples tectónicos asociados a la segunda fase de la deformación, como los que se pueden ver en la siguiente fotografía:

Figura 34: Ripies tectónicos en una superficie de estratificación. 








4 comentarios:

  1. Muy buen artículo, como siempre. Un saludo y ánimo con el blog.

    ResponderEliminar
  2. Estamos intentando reunir firmas para la restauración del castillo de Caracena (Soria) Más información en el link :)
    http://www.condadodecastilla.es/actualidad/salvar-castillo-caracena-soria/

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu página. Yo sólo soy un aficionado y no se nada ni de geología ni de paleontología pero voy haciendo fotos y cogiendo rocas que me llaman la atención. Tengo algunas cosas que no se que son,¿si te envío fotos me podrías ayudar? Gracias de antemano y un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Por precisar un poco. Tengo unas fotos de una roca de la playa de la Ñora (supongo que la conoces bien) en las que quizás se vea algo interesante. Ya se que la erosión da lugar a formas caprichosas y que saber de la existencia de dinosaurios en esa costa alimenta la imaginación pero... Me gustaría la opinión de un experto.

    ResponderEliminar