martes, 19 de mayo de 2015

EL CRETACICO DE SAN PEDRO DE ANTROMERO




 
Resumen:

En la zona comprendida entre el Cabo Peñas y el Cabo Torres y sobre el Paleozoico, intensamente tectonizado, se sitúan depósitos postorogénicos triásicos y cretácicos dispuestos subhorizontalmente (como se puede ver en la Hoja de Gijón del mapa geológico del MAGNA). En la Playa San Pedro de Antromero se puede observar como el Cretácico se dispone discordantemente sobre las turbiditas carboníferas que ya he descrito en el anterior post (Marzo 2015) de este blog. En este post describiré la serie cretácica, que también es muy interesante desde el punto de vista estratigráfico con facies que abarcan desde sedimentos continentales de origen fluvial a arrecifes de corales de plataforma marina externa, pasando por facies de delta, de llanura de marea, lagoon y de plataforma marina restringida y también desde el punto de vista paleontológico con la proliferación de lumaquelas de ostreidos, gasterópodos, orbitolinas, rudistas y corales.
Summary:
In the area between Cabo Peñas and Cabo Torres and the Paleozoic, intensely tectonizado, Triassic and Cretaceous orogenic deposits are located subhorizontalmente willing (as seen in Gijón sheet of the geological map of MAGNA). In the San Pedro de Antromero Beach can be seen as the Cretaceous unconformity available on the coal turbidites I described in the previous post (March 2015) of this blog, so this will describe the Cretaceous series, which is also very interesting from the point of view with stratigraphic facies ranging from continental sediments of fluvial origin to outer coral reefs offshore platform, through delta facies of tidal flat, lagoon and marine platform restricted and from the point of view paleontological with the proliferation of lumaquelas of ostreid, gastropods, orbitolinid, rudists and corals.
Descripción geológica:
El Cretácico de la Playa de Antromero corresponde a los depósitos de la Depresión Mesoterciaria Central, con características comunes a las tres unidades principales en que se diferencia la Cuenca Cretácica Asturiana. Estos depósitos están conservados a favor del labio hundido de una falla paralela a la costa.
La serie Cretácica de Antromero es bien conocida y esta descrita en algunos trabajos del IGME y de la Universidad de Oviedo.
De los distintos investigadores que han trabajado en la zona es de destacar el trabajo realizado por Karrenberg en 1.934 y 1.946 y sobre todo la columna estratigráfica que levanto en este lugar y que se describe a continuación:
Wealdense. 
-       28 m. Conglomerado cuarzoso con areniscas carbonosas y capas de arcillas.
Beduliense Inferior.
-       18,50 m. Alternancia de margas arenosas o arcillas con lumaquelas calizas y bancos de calizas margosas ricos en glauconias y ostreas. Las orbitolinas aparecen por primera vez en la parte alta del tramo.
-       15 – 20 m. Caliza compacta, gris, finamente espatizada.
Beduliense Superior:
-       12 m. Alternancia de areniscas margosas amarillentas a grises con bancos de arenisca caliza.
-       6 m. Caliza arenosa con grandes naticas.
-       11,70 m. Alternancia de margas grises, arenosas, y bancos calizos con orbitolinas, glauconias y ostreas.
-       3 m. Capas de orbitolinas.
-       2,50 m. Caliza amarillenta a rojiza con bivalvos y rinchonellas.
Gargasiense
-       20 m. Caliza compacta conservada en una pequeña isla (Caliza de Luanco). 

En la siguiente figura se puede ver el perfil estratigráfico que he realizado con la anterior descripción litoestratigráfica:
Figura nº 1: Columna litoestratigráfica del Cretácico de la Playa de Antromero
 
He de mencionar que los mapas geológicos disponibles de la zona de San Pedro de Antromero, tanto en el mapa geológico nacional a escala 1/50.000 del Plan MAGNA (Hoja de Gijón), como la cartografía geológica digital del SIGECO, están equivocados.
Por ello y como mapa geológico de la zona, que se puede ver en la siguiente figura, coloco la cartografía geológica que se facilita en el trabajo “Litoestratigrafía del Sector Occidental de la Cuenca Cretácica de Asturias” publicado en nº 40 de GEOGACETA (2.004)
Figura nº 2: Mapa Geologico (Tomado de Geogaceta 2004)
A continuación describiré la sucesión estratigráfica cretácica de la Playa de San Pedro de Antromero, ilustrándola con fotografías de la misma. Como base de la descripción he utilizado la columna descrita en el trabajo anteriormente mencionado. De muro a techo tenemos:
FORMACION PEÑAFERRUZ:
Definida en Gijón (Peñaferruz) está compuesta en su estratotipo por 220 metros de materiales siliciclásticos (fundamentalmente conglomerados silíceos de matriz areniscosa), se encuentra solamente al Norte de la Falla de Llanera.
Esta Formación aflora en la parte occidental de la propia playa de Antromero donde está formada por 20,50 metros de sedimentos detríticos siliciclásticos constituidos por: conglomerados cuarcíticos (“piedra fabuda”), areniscas con cantos redondeados y lutitas carbonosas tal como se puede apreciar en la siguiente fotografía, dispuestos discordantemente sobre el sustrato paleozoico. Estos sedimentos se disponen en 3 o 4 alternancias.
Fotografía nº 1: Aspecto de la Formación Peñaferruz en la Playa de San Pedro de Antromero.
El contacto con las turbiditas carboníferas de la Formación Olleros es en parte por discordancia angular y en parte por falla. En la siguiente fotografía se puede ver esta discordancia angular:
La superficie de erosión de la discordancia esta nítidamente marcada por la presencia de un nivel de conglomerados muy poco clasificados, con grandes cantos y bloques angulosos o subredondeados que podrían corresponder a derrubios de ladera, estos conglomerados se sitúan sobre unas pizarras grises muy meteorizadas y que muestran el efecto de un deslizamiento de ladera mediante “vuelco” de la estratificación, por lo que debía de ser una ladera de pendiente pronunciada.
Fotografía nº 2: Discordancia angular entre las turbiditas carboniferas y la Formación Peñaferruz (Wealdense)


Fotografia nº 3: Conglomerados siliceos
También se pueden observar en la base de la Formación encima de las turbiditas de la Formación Ollero, conglomerados silíceos mal clasificados por tamaños, redondeados  y subesfericos que presentan una matriz de areniscas  de grano grueso ferruginosas lo cual también seria indicativo de exposición subaérea prolongada, en un ambiente oxidante.
Todo esto parece indicar que el Cretácico Inferior (Weald) se depositó sobre una ladera con pendiente pronunciada en un clima que propiciaba una intensa y profunda meteorización del terreno y la formación de costras ferruginosas, posiblemente un clima tropical o subtropical.
La aparición de niveles de conglomerados silíceos con una mejor clasificación y clastos más redondeados junto a tramos de areniscas con cantos indican la implantación de una red fluvial de alta energía en un medio con canales entralazados o “braided”.
 

Fotografía nº 4: fragmentos de madera carbonizada.
 

Fotografía nº 5: Lignito variedad azabache
Las facies de conglomerados silíceos y areniscas con cantos descritas anteriormente corresponden a las partes más bajas de la Formación. Hacia el techo estas facies van pasando a areniscas más finas bioturbadas por raíces y lutitas arenosas oscuras con restos de vegetales como los de la fotografía de la izquierda que corresponden a depósitos de llanura deltaica.
Tambien aparecen areniscas arcillosas bioturbadas con abundante materia orgánica y vegetales piritizados (lignito de la variedad azabache) como los de la fotografía de la izquierda que como se puede ver conservan su aspecto de madera. Estas últimas facies fueron depositadas en un medio correspondiente a un abanico deltaico costero o prodelta.
 
Fotografía nº 6: Areniscas con azufre
En la fotografía siguiente se pueden ver que este tipo de depósitos presentan un color amarillento que es debido a la presencia de azufre originado por la alteración de la pirita asociada a los vegetales. Su presencia indica un ambiente anaeróbico o disaeróbico por la restricción de la circulación en la llanura deltaica o en el prodelta.

La Formación Peñaferruz desaparece hacia el NW, así en la Playa de la Gargantera la formación suprayacente (F. Antromero) se apoya directamente sobre las areniscas devonicas.
La edad es Barremiense- Aptiense Inferior (Facies Weald).
 
Encima de esta Formación y mediante un contacto normal tal como se puede ver en la siguiente fotografía realizada a la entrada de la Playa de San Pedro de Antromero, se sitúa la siguiente unidad litoestratigráfica del Cretácico: la Formación Antromero.
Fotografía nº 7: Contacto entre las formaciones "Peñaferruz" y "Antromero"
FORMACION “ANTROMERO”:
Está formado por un conjunto de materiales carbonatados y siliciclásticos con la siguiente sucesión estratigráfica, según B. Gonzalez Fernández, E. Menéndez Casares, M. Gutiérrez Claverol y J.C. García-Ramos en Trabajos de Geología 24 (2.004):
Muro:
 
-7,60 metros: Calizas margosas y margas frises con ostreidos y gasteroópodos que pueden presentarse formando lumaquelas. En la Fotografía nº 8 se puede ver un detalle de una lumaquela de ostreidos (Exogyra). Tambien aparecen areniscas de grano fino con cemento carbonatado con fósiles de gasterópodos (cassiopidos y cerithiaceos) tal como se puede apreciar en la fotografía nº 9.
 
-7,00 metros; margas con intercalacioes de calizas.
 
-3.1 metros; calizas arenosas laminadas con foraminiferos
-11,80 metros: calizas con bivalvos, gasterópodos, orbitolinas y caráceas, a veces en lumaquelas de Cerithiaceos. Presentan icnitas de dinosaurios sauropodos y bioturbación.
-10,00 metros: margas y calizas margosas
-5,00 metros: arenas finas amarillas con restos de vegetales como el de la fotografía de la derecha y cantos blandos. Icnitas de dinosaurios sauropodos y foraminíferos.
-11,20 metros: margas grises con calizas
-3,80 metros: areniscas muy finas grises, calizas con pirita, calizas arenosas.
-1,50 metros: margas grises alteradas con Palorbitolina lenticularis.
-5,00 metros: calizas margosas grises con terebrátulas.
-4,50 metros: calizas fosilíferas.
-2,00 metros: margas con muchas orbitolinas.
-20,00 metros: Calizas arrecifales con Seudotoucasia santanderensis y Orbitolina texana. Calizas de la Isla de Luanco.
La edad de la formación, datada con microfauna es Aptiense Inferior-Superior.
Los primeros 40 metros de la serie descrita corresponden a facies de estuario-lagoon corespondiendo las areniscas con fósiles a la etapa inicial de la bioconstrucción y la lumaquela de Exogyras (fotografía nº 8) a la etapa de colonización. Los biostromos están bordeados de margas y calizas margosas con gasterópodos (cassiopidos, cerithiaceos y nerítidos) y bivalvos que corresponden a facies de praderas de algas con gasterópodos (fotografía nº 9). Los tramos de calizas bioclásticas y arenosas estratificadas en surco con gasterópodos y bivalvos, corresponderían a facies de barras de calizas generadas por tormentas.
Fotografía nº 8: Lumaquela de ostreidos (Exogyras) a muro de la Formación "Antromero".
 
Fotografia nº 9: Lumaquela de gasteripodos (Nerineas, Turritelas y Glauconias) tambien a muro de la Formación 
A continuación se depositan arenas finas amarillas con corresponden a facies de llanura de marea terrígena. De trata de areniscas canalizadas con estratificaciones cruzadas y restos de vegetales (ver fotografía nº 10), arenas y lutitas con estratificaciones flaser y lenticular, así como lutitas oscuras muy bioturbadas (ver fotografía nº 11) por raíces y pisadas de animales (dinosaurios). Se depositaron en un medio de llanura de marea terrígena surcada por canales de marea, de llanura intermareal y/o marismas:
 
Fotografía nº 10: Tronco de arbol arbonizado.
Fotografía nº 11: Margas muy bioturbadas.
Las calizas bioclásticas arenosas con estratificaciones cruzadas en surco y thalassinoides (ver fotografía nº 12) representan la llanura de marea en momentos con menores aportes de terrígenos.
 
Fotografía nº 12: Calizas muy bioturbadas
Por encima aparecen sedimentos de plataforma marina. Las calizas con orbitolinas corresponden a ambientes ricos en nutrientes de plataforma marina restringida. Los caparazones se concentran (ver fotografía nº 12) por la acción del oleaje o débiles corrientes en ambientes marinos protegidos, someros, cálidos y fóticos.
 
Fotografia nº 13: Acumulación de orbitolinas
Los niveles de calizas bioclásticas con moluscos, foraminíferos y equinodermos (ver fotografía nº 14) corresponden a acumulaciones bioclásticas en una plataforma marina restringida con el fondo por debajo del nivel del oleaje.
 
Fotografia nº 14: Calizas bioclásticas fosiliferas.
.
Fotografía nº 15: Calizas con ostreidos y rudistas
Las calizas con rudistas, como las de la siguiente fotografía, y las margas con moluscos y braquiópodos corresponden a ambientes de menor energía en los que se produce la instalación de parches de rudistas.
La serie culmina con la aparición de calizas masivas: Las calizas con rudistas en posición de crecimiento, las calizas bioclásticas con moluscos y equinodermos y las calizas con corales ramosos, como los de la fotografía nº 16, se formaron en ambientes de plataforma marina intermedia con turbulencia variable y moderada tasa de sedimentación constituyendo parches biostromales con zonas protegidas donde vivían los corales, como el que se puede ver en la siguiente fotografía.
Fotografia nº 15: Caliza con corales ramosos.
En la siguiente fotografía se puede ver el afloramiento de las Calizas de la Isla de Luanco en la Isla de Antromero.
 
Fotografía nº 16: La Isla de Luanco desde San Pedro de Antromero.
En la siguiente imagen se puede ver un bloque diagrama (tomado y modificado de M. Alonso-García y J.R. Bahamonde, GEOGACETA 40, 2006) con la disposición de los medios sedimentarios en el Cretácico de Antromero.
 
Figura nº 3: Bloque diamgrama con la disposición de los distintos medios seimentarios

 Resumiendo la serie cretácica de San Pedro de Antromero comienza con una sedimentación continental fluvio-deltaica (Formación Peñaferruz) para continuar, durante la transgresión aptiense, con sedimentación en una plataforma carbonatada somera y extensa, muy común durante el periodo cretácico (ver mapa paleográfico, tomado de Colorado Plateau Geosystem, en la siguiente figura), con facies de estuario-lagoon con bancos de ostreidos y praderas de algas con gasterópodos y transformándose en una llanura de marea con acumulación de caparazones de orbitolinas. Distalmente aparecen ambientes de plataforma intermedia o abierta con proliferación de rudistas y corales como parches o arrecifes.

Figura nº 4: Mapa paleotectónico de Europa en el Cretacico Temprano ( 125 M.a.)

FOSILES CARACTERISTICOS:
Tal como se puede apreciar en la descripción anterior se trata de una unidad litoestratigráfica muy fosilífera a continuación expondré algunos ejemplares de los fósiles más característicos que se pueden encontrar en la Playa de San Pedro de Antromero:
 
Bivalvos:
 
El fósil más abundante son los ostreidos que se presentan como lumaquelas, tal como se puede ver en la siguiente fotografía, o como ejemplares aislados:
 
Fotografía nº 17: Exogyras del Neocomiense de Oliva (Valencia)

Fotografia nº 18: Fragmentos de rudistas
La Exogyra es un género extinto de ostreidos, típico del Jurásico y del Cretácico, pertenecen a la familia Gryphaeidae con quien comparte caracteríticas comunes. Los individuos del género Exigyra vivian en el fondo marino,a poca profundidad y se caracterizaban por presentar una valva izquierda enroscada en espiral y marcadamente ornamentada que fijaria el molusco al sustrato y una más pequeña que haria de tapa.
También son muy abundantes los rudistas que llegaban a formar bioconstrucciones como las calizas de la fotografia de la derecha.
 
 
 
 
El techo de la serie (Calizas de Luanco) está constituida por calizas arrecifales con Seudotoucasia santanderensis  como las de la siguiente fotografía (la imagen está tomada de la publicación del Geodía nº 13):
Fotografía nº 19: Pseudotoucasia santanderensis.
También sonfáciles de encontrar los braquiópodos del género Terebrátula (Familia Terebratulidae) como los de la siguiente fotografía:
Fotografía nº 20: Terebratulas de San Pedro de Antromero.
Gasteropodos:
Los gasterópodos aparecen como lumaquelas (ver fotografías nº 9) o bien como ejemplares aislados como los de las siguientes fotografías. En la fotografía nº 21 se pueden observar unos ejemplares de turritelas (moluscos gasterópodos cerithioideos de la Familia Turritellidae) en comparación con unos ejemplares de turritelas (Turritela carinata?) actuales encontrados en la misma playa de San Pedro:
Fotografía nº 21: Turritelas del muro de la Formación Antromero.
Fotografía nº 22: Ejemplares de Turritelas de mayor tamaño de la misma zona.
Algunos investigadores describen estos gasterópodos como pertenecientes al género Glauconia y otros como del genero Nerinea sp.
También son frecuentes, aunque algo más dificiles de encontrar sueltos, los grandes gasterópodos, en las siguientes fotografías se pueden ver dos de los ejemplares que he encontrado: se trata de dos ejemplares con conchas ovoides de gran tamaño muy parecidas pero con algunas diferencias:
Fotografía nº 23: Vista de dos ejempleres desde la parte del apice.
En la fotografía anterior se puede ver como la concha de la izquierda presenta las vueltas menos apretadas que la concha de la derecha y como en el labio exterior de la concha de la derecha aparecen espinas.
En la siguiente fotografía se puede ver una vista de las conchas con la apertura del estoma (boca) y del labio exterior. Se observa como el ejemplar de la izquierda presenta una forma más redondeada que el de la derecha.
Fotografía nº 24: vista de los dos ejemplares desde la parte ventral
En la siguiente fotografía se pueden ver con bastante claridad las espinas que tiene el ejemplar de la derecha:
Fotografía nº 25: Vista dorsal de los fósiles
Con la morfología de las dos conchas he considerado que el ejemplar de la izquierda es afín a una Natica (Familia Naticidae), mientras que el de la derecha podría ser afín al género Lambis (Familia Strombidae), gasterópodos muy comunes en el Cretácico.
 
Foraminiferos:
Las orbitolinas son muy abundantes llegando a aparecen concentradas en niveles de hasta 2 metros de espesor con ejemplares de muy distintos tamaños. Estas concentraciones son debidas a la existencia de ambientes marinos someros, cálidos y fóticos, ricos en nutrientes en los que los caparazones se concentran en zonas protegidas, por efecto del oleaje o de corrientes débiles:
Fotografia nº 26: ejemplares de Orbitolina texana.
En la siguiente figura se puede ver la distribución de los fósiles anteriormente descritos, según el medio sedimentario en que aparecen:


Además y como se ha mencionado anteriormente, son muy abundantes las bioturbaciones tanto por raíces como por animales, tal como se puede ver en las siguientes fotografías:
Fotografía nº 27: calizas bioturbadas por Thalassinoides

También aparecen, en el muro de algunos estratos, estructuras de carga originadas por pisadas de dinosaurios, tal como se puede apreciar en la siguiente fotografía:
Fotografía nº 28: deformaciones a muro de los estratos por pisads de dinosaurios

 RESUMEN
En la Playa de San Pedro de Antromero y sobre el Paleozoico (Carbonífero) se sitúa una serie sedimentaria cretácica, muy fosilífera, que abarca desde el Barremiense al Gargasiense. El Cretácico se inicia con sedimentos siliciclásticos depositados por un sistema fluvial de canales entrelazados que circulaban sobre un substrato paleozoico muy meteorizado y de laderas bastante inclinadas. Este sistema fluvial desembocaba en una llanura deltaica en la que se depositaron areniscas bioturbadas y lutitas arenosas oscuras con vegetales, para terminar en un abanico deltaico costero con depósito de areniscas arcillosas con vegetales piritizados.
La sedimentación cretácica continua con el depósito de areniscas canalizadas y lutitas oscuras muy bioturbadas (thalassinoides y icnitas de sauropodos) indicativas de la presencia de una llanura de marea terrígena con barras bioclásticas. La presencia de lumaquelas de ostreidos y gasterópodos indican una evolución de la llanura de marea a facies de estuario-lagoon. La serie cretácica termina con la sedimentación de calizas masivas con rudistas, orbitolinas, braquiópodos y corales en un medio de plataforma marina somera con formación de bioconstrucciones de toucasias y corales.
 
ABSTRACT
In Beach of San Pedro de Antromero and the Paleozoic (Carboniferous) lies the Cretaceous, very fossiliferous sedimentary series, covering from the Barremian to Gargasian. The Cretaceous begins with siliciclastic sediments deposited by a river system of interlocking channels circulating about a very weathered Paleozoic basement and rather steep slopes. This river system flowed into a deltaic plain in which bioturbated sandstones and dark sandy shales were deposited vegetable, ending in a coastal deltaic fan with clayey sandstone reservoir with pyritized plant.
The Cretaceous sedimentation tank continues channeled sandstones and shales very dark bioturbated (Thalassinoides and footprints of sauropods) indicates the presence of a plain terrígena tide with bioclastic shoals. The presence of lumaquelas of ostreid and gastropods indicate an evolution of the plain tidal estuary-lagoon facies. The Cretaceous series ends with the deposition of massive limestones rudistas, orbitolinid, brachiopods and corals on a medium shallow marine platform toucasias bioconstructions formation and corals.